• Surf femenino, el desafío para llegar a ser una potencia mundial

  • Surf femenino, el desafío para llegar a ser una potencia mundial

    surf

    Cada día más mujeres se atreven y se suben arriba de una tabla y, con mucho coraje y disciplina, superan los prejuicios y la discriminación de este deporte, considerado sólo para hombres.

    El que se dedica profesionalmente a una disciplina deportiva, sabe lo importante que son los auspicios, sobre todo para seguir entrenando y sobrevivir sin ingresos formales, pero para las mujeres surfistas esto significa un desafío aún más complejo en una sociedad donde la violencia de género sigue presente.  Sin embargo, el panorama está por cambiar, gracias al empoderamiento de las nuevas generaciones de deportistas, quienes con talento han sabido derribar los obstáculos y a no desistir del placer de dominar con destreza la inmensidad salada del mar.

    Falta de patrocinio

    Libertad es lo que siente Belén Baeza (19) cuando surfea. A tres años de haberse subido a una tabla, la cual dominó desde el primer momento, hoy quiere dedicar todo el tiempo que pueda a su sueño de ser una destacada deportista. Talento le sobra. Tras su participación en la 3ra versión del Campeonato Femenino Woman Surf y Bodyboard Festival 2016, el primer lugar que obtuvo en la categoría amateur la motiva: “Quiero continuar perfeccionándome pero sin auspiciadores todo es más difícil, aún no hay confianza en el trabajo que hacemos las mujeres”. Se acaba su libertad al salir del agua.

    En esta disciplina, la valoración de la apariencia física, en muchas ocasiones, determina el apoyo de algunas marcas hacia las deportistas. Infelizmente, la publicidad no ha sabido interpretar la demanda destereotipada, por lo que se les acusa de truncar el gran potencial de muchas chicas deportistas. Pero la moral es alta, por lo que muchas prefieren competir con recursos propios antes que fomentar la discriminación sistémica y social hacia el género. Si bien el camino no es fácil, las nuevas generaciones saben de empoderamiento femenino y han podido organizarse muy bien, prueba de ello es la impecable producción de los últimos campeonatos de surf femenino, realizados en diciembre pasado en la región de Coquimbo, donde se ha visto que las marcas han entendido su error al no fomentar este nicho deportivo que va al alza.

    Cifras en ascenso

    Con una extensa costa y la calidad de exponentes que se forman en nuestras playas, Chile puede convertirse en una potencia mundial del surf si se lo propone. En las costas de la Región de Coquimbo, el desarrollo de este deporte es favorecido por la estabilidad del oleaje de las playas, por lo que la zona se ha convertido en un lugar perfecto para aprender y perfeccionar el arte de dominar las olas. Pero sin duda, las cifras son las que no dejan de sorprender y hablan de un cambio de paradigma. Y bien lo sabe Fernando de la Puente, dueño de la Escuela de Surf Poison, quien señala que “en nuestra escuela tenemos un promedio de 15 alumnos diarios y al menos 10 son mujeres, lo que nos muestra el alto nivel de motivación de niñas, e incluso señoras, ya que es un deporte que no tiene límites”.

    Las autoridades también saben sobre este potencial y su línea de acción será el acercamiento e incentivo en la práctica de esta disciplina. Patricio Solís, encargado de Deportes de la Municipalidad de Coquimbo, invita a que más mujeres se inspiren. “Este verano incentivaremos y apoyaremos todas las iniciativas que promuevan los deportes vinculados al mar y la playa, ya que su práctica trae importantes beneficios a las personas y a la comunidad. Y en nuestra región hay varias alternativas para aprender, por ejemplo, en Totoralillo, Avenida Costanera y Tongoy, así que la invitación es para que las mujeres se sigan sumando”.