• SKATE: Adrenalina sobre ruedas

  • SKATE: Adrenalina sobre ruedas

    training-1306080

    Perseverancia, dedicación y pasión es lo que une a los amantes de este deporte. Lucha que les ha permitido visualizar la escena del skate y que tendrá su flamante inauguración, como nuevo deporte olímpico, en Tokyo 2020.

    Cada vez, más ciudades de la región adaptan sus espacios públicos para la realización de deportes extremos, como el skateboarding. Basta con caminar por Ovalle, la Avenida Costanera o recorrer algunos sectores de La Serena –como el ex Espejo de Agua, Skatepark La Antena y el Parque Espejo de Sol en Las Compañías-, donde diariamente, audaces deportistas viven la adrenalina arriba de sus patinetas y comparten sus conocimientos con la nueva camada de skater.

    Uno de ellos es Ricardo Navea (26), deportista ovallino, quien formó junto a su socio Francisco Varas, la ‘Escuela de Skate Cuarta Región’ (Fb/Insta: Escuela Skate Cuarta) emplazada en Peñuelas, con el objetivo de potenciar la escena del skate: “empezamos hace un año y hasta la fecha, los interesados en aprender han aumentado. Los niños a quienes les enseñamos varían entre los 5 a 13 años, hemos visto su evolución y los padres son los más felices”, comenta el precursor de estos jóvenes talentos, con quienes entrena dos veces por semana: miércoles 18:00 horas y sábados 11:00 horas.

    Navea lleva 12 años patinando y hablar sobre su proyecto lo emociona. Se da cuenta que los tiempos han cambiado y que su trabajo ha dado frutos: “ahora cualquier persona puede hacer skate. Si en mi época hubiese existido una escuela donde aprender, feliz hubiera tomado clases. Ahora nosotros podemos enseñar y compartir nuestro conocimiento”, argumenta.

    Bajo ese mismo alero se mueve Jacob Zepeda (36), uno de los primeros skater de la región y dueño de la marca ‘Dments’ (Caracol Colonial de La Serena, local 10) –tienda dedicada a la importación de productos de skate, al diseño de ropa y patrocinador de diferentes campeonatos y deportistas locales-, quien recuerda el largo camino que han debido recorrer por mantener activa su cultura: “hemos luchado años por tirar para arriba nuestra escena y hemos dedicado tiempo a lo que más amamos. Hace 3 años, los deportistas de la vieja escuela (30 a 40 años) creamos el ‘Club de Skate al Park’. Nos encargamos de los proyectos y de estar en las carpetas de los municipios de Coquimbo y La Serena, fruto de ello es la construcción del skatepark de la Avenida Costanera”, relata el presidente de la agrupación.

    La pasión por este deporte, ha generado lazos importantes entre sus exponentes, María José Pizarro (26), ovallina y patinadora hace 7 años, describe sus inicios en la disciplina: “tardé varios años en dominar el skate, pero a medida que fui demostrando que me gustaba, los mismos skater me empezaron a enseñar trucos y me invitaron a patinar a nuevos lugares. Después uno va creando redes y se te abre otro mundo”, confiesa; agregando, que junto a 15 mujeres (de 9 a 26 años) formaron el club ‘4ta Skate Girl’ (Fb/Insta) con quienes patinan y graban sus destrezas.

    Tokyo 2020: El debut olímpico del skate

    El panorama para las futuras generaciones de skaters es alentador. El 2016 el Comité Olímpico Internacional (COI) aprobó que el skate, junto a otras 4 disciplinas, fueran considerados deportes olímpicos y tendrán su primera aparición en los Juegos Olímpicos de Japón 2020.

    Ante este nuevo escenario, Rodrigo Moreno (27), destacado skater y ganador del 4to lugar en el Campeonato Rey de Reyes, una de las principales competencias nacional del rubro, ve esta categoría con buenos ojos, comentando que “viene a darle más seriedad a la disciplina y quizá, haya más oportunidades de apoyo para las nuevas generaciones. Al ser un deporte olímpico, se pueden crear más pistas para que los niños desarrollen su talento”, comenta.