• Conoce la Nebulosa Gabriela Mistral

  • Nebulosa Gabriela Mistral

    Conoce la Nebulosa Gabriela Mistral

    Nebulosa Gabriela Mistral

    Justo encima del Valle del Elqui, pero a 7.200 años luz, la Nebulosa Gabriela Mistral saluda la cuna donde nació su inspiradora. En la constelación Carina, cerca de la Cruz del Sur, una curiosa semejanza con él rostro de la poetisa, surge entre el gas, el polvo y las nacientes estrellas de una nebulosa. Parece la efigie de un gran póster pegado en el mismísimo cielo estrellado.

    Sobre el espacio terrenal donde su reveladora pluma descubrió el misterio de la palabra escrita. Casi siempre ha estado en el mismo lugar. Sólo que tenía un nombre insípido y aburrido: Nebulosa NGC 3324.

    Gabriela que estás en los cielos

    Una noche de enero de 1995, el astrónomo estadounidense Michael Jorner, casualmente, cambió esa percepción meramente física a una poética. Desde el Observatorio de Cerro Tololo, con un telescopio de 90 centímetros de diámetro, más un filtro HA (hidrógeno alfa), el científico captó la misma nebulosa de siempre. Sorpresivamente esta vez su imagen llegó a la prensa y desde entonces tuvo una interpretación muy distinta, más original y bellamente especulativa. 

    La cósmica y colorida distribución gas, polvo y estrellas recién nacidas, mostraba una insinuante, coincidente y formidable silueta parecida al perfil de la más famosa vecina del valle de Elqui. 

    Descubre los tesoros que el Valle del Elqui tiene para tí

    Desde entonces la NGC 3324 es conocida como Nebulosa Gabriela Mistral. Su imagen ha sido captada desde muchos observatorios del mundo.  También ha ilustrado poemarios, glosarios científicos y artículos periodísticos. Y aún sirve de inspiración a poetas, escritores, pintores, dibujantes, diseñadores y soñadores.

    “Búscame por el cielo y me verás pasear’’, escribió premonitoriamente la poetisa antes de recibir el Premio Nobel de Literatura. Galardón que la consagró como una estrella del universo literario en 1945. El astrónomo Jorner la encontró paseando en la constelación Carina.