• Infusiones: una mezcla de beneficios para nuestro organismo

  • Infusiones: una mezcla de beneficios para nuestro organismo

    Las infusiones, por sus infinitas combinaciones y propiedades, se usan para acompañar comidas, sanar dolores o malestares. Reemplazan jugos y bebidas y pueden refrescar una tarde o abrigar un día de invierno.

    Su elaboración es sencilla y no requiere de más ingredientes que hojas, flores, frutos o semillas de diversas hierbas y plantas. Estas se preparan con agua hirviendo y deben reposar 7 minutos, aunque esto varía dependiendo de sus ingredientes. “Cada infusión tiene su tiempo determinado, dependiendo del tipo”, comenta Alejandra Díaz, representante de Elqui Té.

    Una correcta combinación puede potenciar sus propiedades, como, por ejemplo, el jengibre con jugo de limón y miel para enfermedades respiratorias; o una mezcla de cítricos (cáscara de limón, pomelo y naranja) junto con pétalos secos de hibiscos y vainilla que forman una potencial mezcla medicinal que es antioxidante, diurética, estimulante para el riñón e hígado (entre otras cosas). También podemos aventurarnos a beber menta con limón y acompañarla con hielos para refrescar nuestro día. “La idea es prepararlas con el agua caliente y dejarlas enfriar”, recomienda Alejandra sobre infusiones heladas.

    Diferencia entre té e infusiones

    “Las infusiones no tienen cafeína y la pueden tomar embarazadas o personas con hipertensión”, aclara Alejandra. Frente a esto hay otra gama de infusiones como el “Roiboss”: “no se conoce mucho, es un té sudafricano y no contiene cafeína. Tiene muchas propiedades para la piel, el pelo, lo pueden tomar embarazadas, los hipertensos y es antiestamínico”, asegura Alejandra.

    Aquí te dejamos una exquisita receta:

    Té zanahoria/membrillo

    Ingredientes:

    4 zanahorias grandes

    4 membrillos

    Deshidratador

    Preparación:

    Rallar zanahorias y membrillos, luego dejar secar al sol durante tres días en deshidratador revolviendo de vez en cuando. Una vez finalizados los días se debe secar en el horno durante 15 minutos, revolviendo cada 5 minutos.

    Cuando la zanahoria y el membrillo se encuentren deshidratados se deben mezclar en un infusor y dejar reposar en agua hervida durante 5 minutos, luego retirar y disfrutar de esta deliciosa mezcla.

    Y a disfrutar!!!