• El Panul: paisajes de película que encantan en la entrada sur de Coquimbo

  • El Panul: paisajes de película que encantan en la entrada sur de Coquimbo

    ¿Sabía qué en el borde costero de El Panul, al sur de Coquimbo, habita el lucumillo, una especie arbórea que sólo crece en la Región de Coquimbo y que está en peligro de extinción? ¿O que en esos lugares pueden avistar aves endémicas del Chile Continental? Éstos entre otros interesantes datos sobre biodiversidad son los que surgen del sector El Panul.

    El Panul se encuentra al lado sur de Coquimbo. Se llega a él por la Ruta 5, después de La Herradura. La población de la conurbación Serena-Coquimbo lo relaciona con un vertedero porque en el lado oriente se depositan los residuos domiciliarios de la provincia, pero en realidad se trata de un área hermosa, con paisajes dignos de una postal.

    Atractivo Turístico

    Los atardeceres de película, o las olas que se rompen en roqueríos majestuosos, ya han inspirado a decenas de familias para que se establezcan en un terreno con vistas al Océano Pacífico. También existen puntos en los que se realizan picnic, y los visitantes pasan el día compartiendo con sus seres queridos y la naturaleza.

    Este lugar es de gran atractivo para las personas que les gusta el trekking o caminatas al aire libre. De hecho, sus rutas han sido incluidas en varias actividades de la Fundación Sendero de Chile, en donde se le usa de ejemplo para el estudio de la flora y fauna costera. El Panul también es una de las rutas favoritas para los deportistas que practican mountain bike.

    Biodiversidad

    Otros de los grandes atractivos de El Panul es que se puede observar especies de flora endémicas como la añañuca, fucsia, lilio del campo, además del mencionado lucumillo. En materia de fauna, se pueden apreciar algunos delfines, además de albatros, petreles y fardelas, aves que escasamente aparecen en la costa.

    Punto aparte es el lucumillo, una especie descubierta para la ciencia en 1840. Tiene la particularidad que florece cuando otras no, principalmente desde noviembre hasta febrero. Poseen flores blancas muy vistosas, y frutos que cuando están maduros presentan un color rojizo intenso, estas características hacen que esta especie además pueda ser utilizada como ornamental.

    En este sentido, es de suma importancia que los visitantes tengan extremado cuidado con la naturaleza. Se hace un especial llamado para no arrojar basura y desperdicio. Así, estará contribuyendo a la conservación de tan maravilloso escenario natural.

    Conoce aquí más de Coquimbo