• Gabriela Mistral, la migrante feminista, que aún maravilla al mundo con sus obras

  • Gabriela Mistral, la migrante feminista, que aún maravilla al mundo con sus obras

    Lucila Godoy, más conocida como Gabriela Mistral, es, hasta ahora, una de las más grandes escritoras de la literatura universal. Y no es por el hecho que fuera la primera Latinoamericana en ganar el Premio Nobel de Literatura, sino porque en cada una de sus obras dejó un legado incalculable. Poemas llenos de metáforas nos hacen viajar hacia un mundo lleno de magia que se denomina “Valle de Elqui”.

    Katherine Muñoz Arqueros, es docente de Castellano y Filosofía, y desde adolescente se apasionó por la vida de la poetisa. Por años se ha dedicado a investigar aspectos y detalles de su existencia desconocidos para el común de las personas. “De ella se ha entregado una imagen errada, apagada, sin gracias, y en verdad era todo lo contrario. Estaba llena de vida y de sueños”, detalla la especialista.

    Ella es Katherine Muñoz, académica e investigadora de la vida y obra de Gabriela Mistral.

     

    PRIMERA PATRIA

    Añade que Gabriela “fue una migrante, que luchó por los derechos de los más desprotegidos, como los niños, obreros y las mujeres. Llamaba a Monte Grande Su Primera Patria. Vivió situaciones muy complejas como el abandono se su padre, la tildaron con discapacidad intelectual y la acusaron de ladrona. Todo esto lo manifiesta en sus obras”.

    “Era totalmente adelantada y visionaria para su tiempo. Veía a Dios en la naturaleza, por lo que se le impidió su ingreso a la Escuela Normal. Escribía artículo a favor de los derechos de las mujeres. En Italia, los expertos la tildaron de profeta y siempre tuvo claro que no iba a morir en Chile, sino que en el extranjero”, explica la académica.

    EL INICIO

    Gabriela Mistral nació y se crio en el Valle de Elqui. En esa época la ruralidad estaba muy marcada en Chile, y las diferencias entre las grandes urbes y el campo era abismante. Katherine señala que la poetisa aprendió a leer a los 3 años, sin ningún tipo de adelanto y apoyo. “La Sra. Petronila era soprano, cantaba en la iglesia de Vicuña. Su padre escribía poemas. Venía con una carga genética extraordinaria”

    “Ese relámpago poético se da cuando comienza a registrar papeles y lee la obra que escribió su papá. A ella se le abrió un mundo y a partir de ese instante comenzó el camino que todos conocemos”, destaca finalmente Katherine.

    Por último, hay que consignar que la académica ha estado continuamente investigando la vida de Gabriela Mistral. Ahora realiza un estudio desde los objetos y legado que existen en diversas partes de Chile y el extranjero.

    Anímate en estas vacaciones y conoce la obra de una de las mujeres más influyentes de la historia.

    La próxima semana publicaremos la segunda parte de esta interesante entrevista.

    Conoce la Nebulosa Gabriela Mistral