• Árboles, cactus y flores: la flora nativa que maravilla la región de Coquimbo

  • Árboles, cactus y flores: la flora nativa que maravilla la región de Coquimbo

    El clima de la región de Coquimbo combina la magia del desierto, que se empalma con los frondosos valles y la influencia del anticiclón del pacífico, que modela las temperaturas. Todo este escenario hace que la fauna y la flora sean diversas y muy atractivas. No obstante, hay varias especies que se encuentran en vía de extinción por lo que las instituciones y organizaciones ambientales se encuentran trabajando arduamente en su conservación.

    La semana pasada ya hablamos de la fauna, por lo que ahora nos parece pertinente referirnos a la flora, en donde no son pocas las especies endémicas. El endemismo es un término que se refiere a una planta, insecto o animal que habita exclusivamente en un lugar determinado.

    No podemos ponerlas a todas, ya que nuestra crónica se convertiría en un libro, pero a nuestro estilo te daremos a conocer las principales especies que representan a nuestra zona.

    FLORES

    Lucumillo: habita entre Las Tacas y Barrancones (La Higuera), ocupando tan sólo una franja de 83 kilómetros a lo largo de la costa, cuya humedad marina favorece la germinación de la especie. Se da solamente en nuestra región y tiene la particularidad de florecer cuando otras especies no lo hacen. Lamentablemente se encuentra dentro del 15% de las especies costeras que se encuentran con problemas de conservación.

    Lirio de Campo: esta hermosa especie se da solamente en Chile. Sus flores son moradas vistosas a fucsia intenso. Con una mancha blanca y amarilla, adornada por líneas y puntos rojos que maravillan con su belleza. De vara alta crece entre los arbustos, rocas y cactus del litoral.

    Palo de Yegua: arbusto de ramas grisáceas y bellas flores acampanadas rosadas y fucsias, que aparecen incluso antes que broten las primeras hojas. Su néctar es fuente de alimento de numerosos insectos, por lo que frecuentemente es visitada por abejas y mariposas.

    ÁRBOLES

    Algarrobilla: mide de 0,5 a 2 m de alto, altamente ramificado desde la base. Posee flores amarillas que se agrupan en racimos cortos. El fruto es una vaina cilíndrica de unos 4 cm de largo, que contiene 3 a 4 semillas marrón oscuras. La especie se encuentra vulnerable en la región de Atacama y en peligro en la región de Coquimbo.

    Espino: es considerado como un árbol o arbusto espinoso, de madera dura de 2 – 6 metros de alto y diámetro de hasta 40 centímetros, si bien en condiciones favorables y sin intervención puede lograr alturas de 7 m y diámetros de más de 50 cm. Producto del continuo aprovechamiento al que ha sido sometida la especie, principalmente para la obtención de leña y carbón, lo frecuente en la actualidad es encontrarlo sin mucho crecimiento.

    CACTUS

    Copao: muy conocido en la región de Coquimbo. Cactus columnar de gran tamaño, de flores blancas a rosadas. Endémico de las regiones de Atacama y Coquimbo. Sus frutos son comestibles, ácidos y muy jugosos, y en nuestra región se elaboran diversos productos como mermeladas y tragos.

    Neochilenia: crecen desde el extremo norte hasta la ciudad de Concepción en la región de Bío-Bío. Se han aclimatado a diferentes hábitats creciendo entre rocas, en la arena, y casi cubiertos por piedras pequeñas. Son de cuerpo globoso o cilíndrico con numerosas costillas, algunas especies están cubiertas por densas y largas espinas, mientras otras carecen por completo de ellas.

    Como puedes apreciar son variadas las especies que habitan la región de Coquimbo, la que la hacen hermosa y única. No te olvides, que cada vez que recorras nuestros territorios, debes contribuir a la limpieza y cuidado de éste.

    COPAO: UN FRUTO DE LA REGIÓN DE COQUIMBO CON GRANDES PROPIEDADES