• Entre el “Loco y la Almeja” encontramos a la Chocha, un marisco fuera de serie

  • Entre el “Loco y la Almeja” encontramos a la Chocha, un marisco fuera de serie

    Hace dos años conocí la Chocha en un festival gastronómico que se realizó en Coquimbo, más precisamente era una actividad para promover las bondades alimenticias del puerto. No muy confiada probé el marisco, de una textura extraña, preparado como ceviche. Bajo este contexto, mi sorpresa fue grande, ya que se trata de una exquisitez, que se encuentra en grandes volúmenes en nuestra zona.

    Características

    De textura tersa, color rosado y de hasta cinco centímetros de longitud, la chocha, prima de los locos y hermana de la almeja, es un molusco de las costas de la Región de Coquimbo que se ha transformado en uno de los sabores más exclusivos de su cocina.

    Científicamente se trata de un caracol marino circular. Exteriormente la concha es de color blanco, con pintas café amarillentas. Internamente es blanca, con manchas cafés oscuras. Es un gastrópodo filtrador como el ostión, por citar un ejemplo. Es hermafrodita y presenta un ciclo reproductivo continuó.

    En el sur de Chile viven adheridos bajos las rocas. Por el contrario, en el norte se encuentra expuesto en las costas bajo 7 metros de profundidad. En Antofagasta se trata de una especie que se halla muy expuesta al oleaje, en pendientes pronunciadas y grietas.

    Preparaciones

    La mayoría de los moluscos se pueden comer crudos y generalmente sólo necesitan una ebullición corta, si no su carne se endurecerá. Se pueden comprar ya cocidos, se deberán consumir el mismo día que se compren, o 24 horas después de haber sido sacados del mar. Sólo se pueden congelar si están recién cocidos.

    Apreciada y con alto valor culinario, su buena consistencia permite preparar sopas, guisos marineros y guarniciones. Es por ello que su consumo está siendo cada vez más extendido en las cocinas. Buen tamaño, junto a la “fina” es una de las que mayor tamaño puede llegar a alcanzar.

    Finalmente, y para no quedarse con las ganas, la Chocha la puede degustar en diferentes restaurantes o en la famosa caleta de Coquimbo. A su vez, el municipio organiza cada verano el “Festival de La Chocha” en el que se distribuyen 5 mil platos gratuitamente.

    Esté siempre atenta o atento a las convocatorias. Las que siempre son avisadas oportunamente a través de nuestra revista Más Región.

    Lee también: Gastronomía Frente Al Mar