• Seis lugares de la región de Coquimbo reciben el honor de ser Santuarios de La Naturaleza

  • Seis lugares de la región de Coquimbo reciben el honor de ser Santuarios de La Naturaleza

    Hace algunas semanas atrás, nuestra revista trató en profundidad el tema de los Sitios Ramsar y las Reservas Nacionales. Como a nuestra zona le sobran espacios maravillosos brindados por los diversos hábitats costeros y cordilleranos, dejamos fuera los Santuarios de la Naturaleza.

    No se trata de que uno sea más importante que otros. Más que nada es un asunto administrativo, ya que los Santuarios están en manos del Consejo de Monumentos Nacionales.

    Por definición son Santuarios de la Naturaleza todos aquellos sitios terrestres o marinos que ofrezcan posibilidades especiales para estudios e investigaciones geológicas, paleontológicas, zoológicas, botánicas o de ecología, o que posean formaciones naturales, cuya conservación sea de interés para la ciencia o para el Estado. O sea, su clasificación tiene un fin de conservación de especies o espacios.

    Nuestra hermosa región cuenta con seis Santuarios, muchos de ellos nombrados en estos últimos años. Lo que responde a una preocupación por la preservación de espacios espectaculares en biodiversidad y belleza. Además, muchos de ellos son fundamentales para la preservación de especies que se encuentran en vías de extinción.

    Ahora, conozcamos nuestros Santuarios de la Naturaleza.

    LAGUNA CONCHALÍ

    Recibió la denominación en el año 2000. Se ubica en la comuna de Los Vilos, cerca de Punta de Chungungo. Es un sitio que se destaca por su alta biodiversidad producto de la gran cantidad de aves migratorias que llega al lugar.

    ESTERO DERECHO

    Se encuentra en la comuna de Paihuano. Recibe este título el año 2015. Se ubica a 1.900 metros de altura y es un humedal andino. La declaración oficial de esta figura de conservación ha contribuido a preservar la belleza escénica del lugar, protegiendo la vegetación andina, cuencas, glaciares rocosos y fauna en peligro de extinción.

    MONTE ARANDA

    Monte Aranda es el parque rupestre más grande de Chile y está emplazado a 45 kms de Los Vilos, vecino a la localidad de Caimanes. En sus 25 hectáreas de extensión se conserva y exhibe una interesante muestra del arte rupestre de la cultura diaguita, antiguos habitantes de la zona, cuya data es del 900 DC. Recibió la nominación durante el 2017.

    QUEBRADA LLAU LLAU

    Nombrada en el 2017. Se emplaza en un terreno de 1.779 ha ubicado 7 km al este de Caimanes, y forma parte del ecosistema de bosque esclerófilo de la ecorregión mediterránea, con bajísima protección actualmente. El principal valor ecológico a resguardar es la presencia de Luma chequén y el Canelo, esta última especie es considerada en peligro para la Región de Coquimbo.

    HUMEDALES DE TONGOY

    Agrupa los humedales Salina Grande, Salina Chica y Pachingo, de Tongoy. La zona registra un total de 105 hectáreas protegidas en las que se han asentado, además, 131 especies de aves distintas, 3 de anfibios en problemas de conservación y 6 de reptiles. Recibió la nominación durante el 2018.

    RAJA DE MANQUEHUA

    Al interior del valle de Chalinga, en la comuna de Salamanca, se emplaza la Raja de Manquehua, formación rocosa conocida por las leyendas de brujos y aquelarres que habitan en el lugar, tradiciones que dotan de identidad al apartado pueblo de Salamanca. Este fue el último sitio nombrado como Santuario.

    Te invitamos a visitar cada uno de estos lugares, que son maravillosos, pero no te olvides de cuidar los entornos. No dar comida a la fauna presente en cada uno de los sitios y recoger cualquier desecho. Cuidar y preservar es deber de todos.

    Lee la nota sobre: Sitios Ramsar y áreas silvestres protegidas